14.9.10

Sin dar explicaciones.

Empecé a comer carne hace tres meses o poco más. Al principio fue trágico, luego fue agradable y al final me di cuenta de qué tan práctico era. Puedo felizmente ir a cenar una hamburguesa. Felizmente.... feliz... no. Siento que no soy yo misma, no sé qué pasa. Si me piden que me defina en diez palabras no pondría ahí "vegetariana", pero siento que es parte de mi y que no lo puedo y no lo quiero detener.

Me siento rara comiéndome un cadáver de un mamífero. Es extraño, pero no me deja de parecer anormal. En ningún momento desde que empecé a comer carne después de tantos años, me he dejado de sentir un poco caníbal. Así que vuelvo a las andadas.

Esta personita sigue siendo vegetariana, ahora sin dar explicaciones (más allá de las que doy en este blog y que sólo una persona que conozco sabe que existe, y no creo que lo lea).

No hay comentarios: