3.3.11

Qué miedo no poder parar el tiempo.

Tengo dos semanas haciendo abdominales, justo como antes, con la salvedad de que ahora no se me marca el abdomen, a pesar de que hago el mismo esfuerzo que hacía hace algunos años. Siempre he tenido pésima memoria, pero ahora parece que estoy al borde del Alzheimer.

Ahora se me cansa la vista después de horas frente al ordenador, me duele la espalda más fácil y las rodillas a veces me truenan si salgo a correr. Ahora me llama más la atención hacer yoga que alpinismo.

Lo cieto es que el tiempo trae cosas lindas, cada vez soy más vieja, más sabia, más prima. Cada vez puedo predecir lo que la gente hará, con menos tiempo de conocerla. Pero en estos días ando muy centrada, no sé por qué, en la parte negativa. Le tengo terror a la vejez, a la que he visto, a la que me imagino. Terror a tener una carnosidad en la parte blanca del ojo, usar lentes con mucho aumento, tener enfermedades crónicas y degenerativas.

Más que nada, miedo a estar sola y enferma, miedo a no poder valerme por mí misma.

Hoy quisiera saber que mi vida se terminará antes de que el deterioro sea evidente. ¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué no podemos sólo morir de súbito a los 90, pero en perfectas condiciones?

1 comentario:

Enrique dijo...

Buenas Ser Filosofista:

Antes que nada: ánimo, que aún te queda mucho por recorrer.

Jo, cómo cambian las perspectivas dependiendo de la edad... A mí me gustaría que ocurriese todo lo contrario: que pasase el tiempo algo más deprisa, y así tener ya mis estudios finalizados, un trabajo estable y poder independizarme.

Tal vez en un futuro lo vea como tú... ¿Pero sabes qué? Creo que lo bello es mirar atrás y ver cuánto se ha recorrido, ver cuántos peldaños se han conseguido subir, ver cuán alto se está.

Yo miro atrás, y no puedo ver mucho avanzado; sólo veo una gran montaña por subir.

Sin embargo tú tienes el efecto contrario, ya estás casi en la cima, si no en la cima. Por detrás tienes toda una vida y seguramente un montón de logros.

Eso es lo bonito de tu condición.

Besos. :o)