3.8.11

Chistes sobre violencia.

Llegó la señora, con lentes de contacto morados (yo no sabía que existían) diciendo:

- Antes mi esposo me los ponía morados, ahora me los pongo yo sola.

Y luego se soltó riendo, y yo me quedé pasmada. Este país es conocido por bromear sobre todas las tragedias, nuestra forma de lidiar con el dolor es reírnos mucho de él. Si a ella le cae bien hacer esas bromas, vale, se lo respeto. No me acabó de dar risa bien su chiste. Está bien si ella lo hace, ha vivido una historia espantosa y parece que reírse de eso le ayuda a sobrellevar el momento.

De ahí en más, creo que hacer chistes sobre violencia y chistes sexistas, sólo normaliza algo que debería parecernos aberrante. Internet está lleno de sitios con "chistes feministas", que en realidad son hembristas y son horribles. Hay cosas que no deberíamos tratar de sobrellevar riéndonos de ellas, sino haciéndoles frente, poniéndoles un alto.

La violencia y el sexismo son dos de ellas.

No hay comentarios: