6.10.11

Jungla.

Desde aquí puedo ver miles de personas. Algunas que se sienten poquito superiores, o francamente mejores que otras porque leen a James Joyce, o leen a Mario Benedetti, o leen lo que sea, mientras esas otras leen a José Saramago, o a Rodolfo Rabanal. De alguna forma asumen que leer a cierto autor les hace personas más apreciables que aquellas que leen a otro.

Muchos y muchas adolescentes, burlándose de los y las que leen Crepúsculo y lo adoran. Otros, más bien hombres, se burlan de la gente que no sabe nada de fútbol. Los señores-ya-mayores que adoran el fútbol americano, se sienten mejores que los fanáticos del soccer. Tres hombres y una mujer babeando frente a la televisión que muestra mujeres en bikini, mientras otra al lado habla apasionadamente de lo reprobable que es la explotación de las mujeres como objetos.

Hay un tipo de casi treinta años, que se burla de la gente que usa un móvil-no-inteligente. Hay una persona ahí que es una imbécil social pero hace como que no le importa, porque para el resto de la vida es demasiado inteligente. Hay un grupo de adolescentes que no dejan de criticar a otro grupo de adolescentes porque traen ropa de marca Ed Hardy. Dos chicas que están muertas de risa porque su compañera tiene Asperger. Una que critica sin piedad a las mujeres gordas. Uno que (yo no entiendo por qué lo hace) no deja de hacer comentarios nefastos contra "los negros y los judíos". Uno (al que quiero llamarle pendejo pero sé que no está bien) que cree que la gente pobre, es pobre porque quiere, y que no deja de opinar de que la gente que está en pro de la despenalización del aborto, o en contra de la ley anti-aborto, merece ser asesinada.

Otro que tiene una moral increíblemente rígida. Otra, entre muchas y muchos, que se sienta cómodamente en el amplio sillón de la mediocridad que caracteriza a tanta gente en este país, y dice: "¿para qué hacer más, si con esto se conforman?". Otro que me grita: "¿Por qué todo mundo dice que lees mucho si no es verdad? Mi amigo sacerdote, ha leído como 3000 libros a la fecha, ¿puedes tú decir lo mismo? Odio que todo mundo diga que lees mucho, porque encima lees pura mierda". Otro que piensa que todo lo que dice el DSM es una idiotez. Uno que dice que leer en ese libro los síntomas de un supuesto trastorno, y que te identifiques con todos y cada uno, puede crear en ti sugestión, y entonces terminas manifestando el trastorno, por sugestión.

Un grupo de gente que está harta de los y las derechohumanistas. Uno que me dice: "mujer, si eres tan estricta como pareces con el lenguaje, entiende que el neutro en nuesto idioma es masculino, y eso no es sexista". Unas personas 30 años mayores que yo, que me dicen que cuando cumpla su edad voy a creer en Dios, porque voy a madurar. Como si usar la lógica fuera síntoma inequívoco de inmadurez. (Y aquí me vuelvo una de tantas personas que critican al resto por no coincidir en opiniones). Hay gente que confunde tener la razón con tener una opinión.


Yo me quedo aquí en una banca, contemplándolos, contemplándolas.

6 comentarios:

Sunseeker dijo...

Yo era claramente un ser superior programado para triunfar, hasta que un día me senté en ese banco,-tu banco- a mirar... Y mirando descubrí que tan sólo era otro gilipollas con la cabeza llena de estupideces. Eso sí, cuidadosamente seleccionadas por mi colegio de pago. Y aquí sigo, en tu banco, leyéndote para reafirmarme y odiarte o desdecirme y adorarte, según tenga el día, y el horóscopo.

Besos, mujer-tormenta

Enrique dijo...

Yo soy de esos que piensan, no todo, pero sí que el 80 ó 90 % de lo que dice el DSM es una estafa.

Mmm... Hay un dicho por ahí que dice: "Odia al pecado, ama al pecador". Yo jamás me sentiré superior a esas personas que tienen un pensamiento diferente al mío, ni me creeré con la razón absoluta, ni opinaré que a esas personas hay que condenarlas a muerte.

Pero...

Jamás respetaré el machismo en sí, ni la homofobia, ni el racismo, ni la tauromaquia, ni la violencia, ni los insultos, ni la tauromaquia, ni la pena de muerte, ni los guetos, ni el nazismo, ni la opresión... Podré tratar bien al o la machista, al o la homofóbico/a, a un/a racista, a quien insulta, a quien sea nazi... poro no seré tolerante con esas ideas.

Por cierto, con todos mis respetos, creo que aún te queda una cosa por aprender de este texto que has puesto (seguramente yo tenga más cosas que apreder de este texto que tú, pero me es más fácil ver la paja en el ojo ageno que mi viga): Si no recuerdo mal, no hace mucho tiempo que hiciste una entrada en la que decías "sentirte superior a quienes no somos vegetarianos".

:oD

Besos.

Anónimo dijo...

Y nosotros , nosotras te contemplamos a ti.

:P

Kuxille.

Ser Filosofista dijo...

Enrique: me recuerdas una conversación que tuve con un conocido hace tiempo. Me recriminaba que yo siempre abogaba por la tolerancia, y era intolerante con su racismo. Tremenda incongruencia.

Sobre mi superioridad vegetariana, la primera línea en esa entrada (después del título de Ser vegetariana
me hace mejor que las demás) es: "No, no es cierto". El nombre de la entrada era una mezcla entre chiste y queja de que me han atacado mucho por ser vegetariana, aunque yo no me meta con su omnivorismo, partiendo de la idea de que yo me creía moralmente superior, sin que yo lo dijera o insinuara siquiera.

Sin embargo y poniéndome más profunda en la reflexión, debo decir que cuando elegimos algo para nosotrxs mismxs, lo hacemos porque creemos que es lo mejor. De alguna forma, si eliges el feminismo, es porque lo consideras mejor que la indiferencia o el machismo o el hembrismo. En algún rincón de tu cabeza, eres a tus ojos, un poco mejor que quienes no eligen el feminismo. Se me hace muy salvaje decirlo así: creerse superior. Tal vez sólo te sientes poseedor de un criterio más humanista. Sientes que tienes la razón, o te sientes más acertado. Viéndolo así, aunque no fue mi intención en aquella entrada, tendría que admitir que en algún rincón de mi mente me siento éticamente "superior" a las personas a las que les importa un pepino comerse un animal sabiendo que para hacerlo, la criatura debió antes sufrir.

Desde un punto de vista consciente, no, no me siento superior. Sé bien que es parte de la cadena alimenticia natural, y que no en todas las granjas maltratan a los animales. Pero no me sentiría bien conmigo misma comiéndome animales, en la misma medida en que tú no te sentirías bien contigo mismo siendo racista. Me siento superior en la misma medida en que tú como no-violento te puedes sentir frente a las personas violentas. ¿Puedes verlo? No es que nos creamos superiores, sólo hacemos lo que creemos que es mejor (entiéndase correcto, ético, etcétera).

De cualquier forma, repito, el nombre de la entrada era irónico. Tengo esa horrible tendencia a ser a veces sarcástica, y entiendo que pueda confundir a quien me lee. Sobre todo si a lo largo de la entrada termino haciendo una pataleta sobre lo cruel que es comer animales.

Casi todo lo que escribo es autorreferencial (¿se puede escribir de otra forma?), y aunque pueda ser queja sobre otras personas, es una queja sobre mí misma y lo absurdo que me parece que podamos establecer un estándar para lo que es o no es grácil.

Algunas de esas personas soy yo mima (¿no me lees criticando a un capitalista-de-derecha?). Parte de esta contemplación implica contemplarme a mí misma. Escribí: "me vuelvo una de tantas personas que critican al resto por no coincidir en opiniones".

A mis ojos el racismo es negativo. Seguramente Goebbels piensa que soy idiota. Podríamos si quisiéramos, entrar en una reflexión muy profunda sobre cómo establecemos qué es "mejor" o "peor".

Me extendí tanto... hay veces que no puedo evitarlo. Un abrazo.

Enrique dijo...

Ah... Ok. Jeje. Había entendido de forma diferente la entrada antes de tu expicación. ^^

Pues sí, yo también opino lo mismo, que en algún remoto rincón de nuestra cabeza "nos sentimos superiores". Y lo más increíble es que todo cuanto pensemos, aunque pueda también ser bueno para las demás personas, es en un principio bueno para nosotros/as mismos/as. Egoísmo. Puro egoísmo. Pero de forma positiva.

Besos.

Ser Filosofista dijo...

Es que hasta el altruismo es egoísta. Supongo que por eso a nuestra especie le ha ido tan bien evolutivamente.

Un abrazo.