18.4.12

En México es difícil ser una mamá.

No exagero cuando digo que es terrible. Y no me refiero al hecho en sí de tener un embarazo, parir y criar, sino a la forma en que el gobierno mexicano facilita que sea complicado y en muchas ocasiones, se cometan injusticias para las crías y la madre.

La educación sobre reproducción es muy mediocre. Tanto así que muchas de las chicas que terminan la primaria en escuelas de gobierno, no tienen idea de cómo usar métodos anticonceptivos. En algunas escuelas privadas no se dan clases de reproducción, así que es obvio que el gobierno no lo está regulando. Cuando hay un embarazo no deseado, la opción del aborto prácticamente no existe si no es de forma clandestina y peligrosa, salvo algunas excepciones en ciertos estados, en los que de cualquier forma (como en este) quienes podrían realizarlos se niegan "por motivos de consciencia" o porque supuestamente no tienen el equipo médico necesario.

Así, el gobierno les niega una preparación adecuada para no embarazarse sin desearlo, y luego les niega la posibilidad de abortar sin peligro. Se complica aún más la situación cuando buscan un trabajo, porque es prácticamente imposible conseguir uno estando embarazada, y cuando nace la cría las cosas no son precisamente fáciles. Casi en cualquier empresa se prefiere contratar a un hombre, que por razones de su educación no suele involucrarse tanto en la crianza, de modo que incurriría en menos ausencias laborales con motivo de sus hijos e hijas, tendría que pedir menos permisos, y estaría físicamente menos cansado que una mujer con una cría apenas nacida.

Dejando de lado que para una mujer sea más difícil conseguir empleo, las leyes mexicanas y las personas que las ejercen, no facilitan que el padre se haga responsable. Si una mujer tiene un hijo o una hija siendo soltera, y el padre no quiere reconocerse como tal, ella está obligada a entablar un juicio de reconocimiento de paternidad, pagar por las pruebas de ADN que lo confirmen, mismas que son más bien caras, y tal vez en algún punto, suponiendo que tenga dinero para pagarlas (tomando en cuenta que una mujer que trabaja en una maquila gana $700.00 al mes, y la prueba cuesta $18,000.00), el gobierno o el hombre en cuestión le regresen ese dinero. Si consigue que el trámite concluya y se demuestre la paternidad, tiene que hacer una demanda por pensión alimenticia, y para que se le conceda, el hombre tiene que tener un trabajo que pueda ser acreditado, cosa complicada en un país como este, donde tanta gente tiene empleados y empleadas sin seguro social, es decir, sin posibilidad de confirmar que trabajan por un sueldo.

Es más probable que a un hombre lo obliguen a pagar sus impuestos y lo encarcelen si no lo hace, que de ser obligado a cubrir el 50% de la manutención de sus hijos e hijas. Hace poco se hizo una propuesta de ley para que las "madres solteras" pudieran registrar a sus hijos e hijas con el apellido del "padre soltero" en cuestión, y ya si él no reconocía ser el padre, él tendría que hacer el juicio y demostrar que no es, y la mujer debería pagarle una compensación por mentir sobre eso, y los gastos del juicio. Los y las responsables se alteraron bastante, alegando que sería injusto para los hombres que fueran falsamente denunciados. Y al diablo con los miles de niños y niñas que "no tienen papá", y con las madres que batallan horrores para sacar a esas crías adelante. Ya ni qué decir sobre la verdadera responsabilidad paterna, más allá de la económica.

En México es complicado se madre, y tan sencillo no ser padre.

4 comentarios:

misteriosa dijo...

Me quedo a cuadros con todo esto que cuentas. De verdad, si querían putear a las mujeres, no lo están disimulando nada. Y que un padre luego pase de todo, es simplemente, repugnante. En fin, no tengo más palabras, alucinando me dejas. Un saludo.

Ministry of Silly Walks dijo...

Vámonos a Australia!
http://www.workplaceinfo.com.au/payroll/leave/maternity-leave-deal-double-pay-and-a-salary-review

Enrique dijo...

...

Sin palabras. Vamos, que ya sólo les falta fecundar a las mujeres en cadena, meterlas en jaulas como a las gallinas y "esperar a que pongan el huevo...".

Es alucinante.

Saludos.

Software crm dijo...

La labor de ser madre siento que no es fácil ni en México, ni en Colombia ni en Alemania ni en ningún país del mundo, ya que a pesar de ser la labor más hermosa rae con sigo trabajos que aunque así no cometamos errores como padres siempre hay que pensar en ellos.