10.4.13

El género es biológico.

Tal vez el género no sea tan arbitrario como yo suponía.

Ciertamente, que una hembra sea capaz (y sólo ella) de gestar y parir, (lo de ser la única que amamante, ya saben, está en "veremos").

Si usamos la lógica, entenderemos que del hecho de que sólo la hembra sea capaz de gestar y parir, se sigue que ella tiene que cocinar para la familia por el resto de su vida. Incluso cuando las crías hayan alcanzado la edad adulta. Esto explica también por qué es antinatural que un macho se haga cargo de la cría, lo cuide y lo mime.

El macho de nuestra especie es, usualmente, de mayor talla que la hembra. Entendiendo esto, queda claro por qué el hombre jamás debe sentir miedo, mucho menos llorar. Tiene sentido: a mayor tamaño menos lágrimas. La masa muscular del macho humano, le obliga a ser un proveedor eterno y a trabajar como un loco todo el tiempo, a riesgo de ser llamado de forma despectiva "mantenido". Los mantenidos, fallecen irremediablemente en pocos días después de renunciar a su trabajo remunerado.

Estudios científicos demuestran que las hembras tienen unas hormonas que las llevan de forma inexorable a ver novelas todo el día, a chismear, a ser sensibles hasta decir basta. Las  hacen sentirse felices sólo cuando se casan y tienen treinta crías. Las hormonas de los machos, por otro lado, les impiden llorar y usar color rosa en la ropa. Estas hormonas, hacen que jamás tengan miedo. Por esta razón, los machos sólo son felices con los deportes y el alcohol. Éste último, mantiene sanas a las hormonas de los machos.

También existen variantes en los cerebros de machos y hembras. Los machos tienen una estructura cerebral, de acuerdo a una Universidad donde se hacen estudios, que inhibe cualquier conducta "femenina". De un tiempo a la fecha, debido a la alimentación llena de conservadores y sales, esta estructura ha disminuido su tamaño. Por eso cada vez más hombres piden permisos de paternidad y quieren estar con sus hijos e hijas. Lo mismo ha pasado con una estructura cerebral de las hembras, y este efecto lo vemos en las miles de mujeres que han decidido emprender negocios, viajar solas por el mundo, y demás aberraciones.

Finalmente, los testículos y los ovarios emiten una cierta energía imposible de contener después de la adolescencia, que vuelve a los machos unos animales imposibilitados para regular su conducta sexual, y a las hembras les impide el ejercicio libre y pleno de la misma. Entender el funcionamiento de esta energía, nos ayuda a ver por qué existen ciertos países en los que es peligroso ser hembra, o bien, mujer, que a fin de cuentas es la misma cosa porque ya expliqué con muchos estudios que todo lo que hacen las mujeres y los hombres es biológico e inevitable.

(Nota final: todo lo anteriormente escrito es producto de la casi total ignorancia, y por supuesto, ausencia absoluta de lógica. Si usted está de acuerdo con lo que dice el artículo, o si siente que ha leído información reveladora, por favor, tómese unos minutos para leer El género en disputa de Judith Butler, Machismo invisible de Marina Castañeda, y El segundo sexo de Simone de Beauvoir). 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No pude evitar que llegara tu nombre a mi mente cuando lo vi.
http://onebigphoto.com/uploads/2011/10/father-son-and-elephant.jpg

Ser Filosofista dijo...

Está hermosísima la foto, como para imprimirla y ponerla en mi casa.

Mil gracias.

Anónimo dijo...

Your welcome!.