15.8.11

No estoy a favor del aborto.

Es que decir tal cosa me suena a que tengo ganas de que cada mujer embarazada aborte o una cosa parecida, y nada que ver.

Pero no condeno el aborto porque creo que la maternidad debería ser libremente elegida, y que si una mujer queda embarazada en un momento de su vida que no lo desea, tiene derecho a abortar.

Hubo un tiempo en que yo quería encontrar una opinión científica sobre cuándo inicia la vida, si era en el momento en que un esperma ve con ojos seductores a un óvulo, o en el momento en que el bebé nace y dice: "hola, buenas tardes, ¡cuánta luz en el quirófano!", cuando le late el corazón, etcétera. Con lo que me topé, es que los y las expertas en el tema, es decir, médicos y médicas que estudian el asunto del embarazo y el desarrollo del embrión/feto/etc., no se ponen de acuerdo. Al parecer se guían más por sus creencias personales que por una opinión objetiva (si es que la objetividad es posible).

Fue entonces cuando decidí que era una pérdida de tiempo pensar en cuándo se supone que el tal montón de células es una persona. La que si estoy segurísima de que es una persona, es la mujer que está embarazada, y que es tan dueña de su cuerpo que sólo ella puede decidir qué hacer con él, incluyendo el asunto de ser una feliz incubadora si le da su gana, y ser madre después si así lo decide.

Tampoco creo que sea decisión del padre si el embarazo termina o no. El cuerpo es de ella solamente.

Me llama la atención que algunas personas condenan el aborto sólo bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, cuando el o la bebé va a nacer en extrema pobreza, o cuando trae malformaciones, y luego cuando se les pregunta por qué están en contra del aborto en otras situaciones, dicen que lo que hay en el útero es un ser vivo. ¿Significa que si va a ser muy pobre no es un ser vivo? Supongo que hay argumentos más fuertes que este, aunque yo sigo estando a favor de que la mujer continúe o no el embarazo según sea su decisión. Nada raro en una feminista, supongo.

4 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Claro, puede no ser la opción que una decida para sí misma pero no significa que ande una tratando de imponerle sus decisiones o juzgando las elecciones de las demás.

Enrique dijo...

Yo, después de darle muchas vueltas a esto, y después de sufrir algún percance, de muchas conversaciones en el blog de Basta, he llegado a una conclusión clara. Solo a una, pero al menos tengo ya la cabeza más despejada:

No estoy a favor del aborto, pero sí con su legalización, para que quien lo necesite pueda hacer uso de él.

Bueno, aquí lo dejo. No quiero pensar mucho en este tema. Me trae malos recuerdos.

Besos.

misteriosa dijo...

Yo pienso igual que vosotros. Decir "Estoy a favor del aborto" sería como decir "Estoy a favor de que se produzcan embarazos no deseados", y claro, yo estoy en contra de que se produzcan. Estoy muy a favor de toda la prevención posible, pero cuando se llega al punto en que hay que elegir, quiero que se pueda abortar legalmente y sin correr riesgos sobre tu vida. Creo que nadie está a favor del aborto, sino a favor de la legalización del mismo.
Un saludo

Ser Filosofista dijo...

¿Podemos decir entonces, que estamos a favor de que las mujeres que lo decidan, puedan abortar sin riesgos?

Saludos gente.