9.12.12

Qué feliz soy cuando matan un ganso que ni me debe nada, sólo para hacerme un edredón.  Eso es justicia señoras y señores.

No hay comentarios: