7.8.13

Evolución, ética, yo qué sé.

Me pregunto hasta qué grado la biología determinará las diferencias en la conducta de los sexos de nuestra especie. Porque es evidente que las conductas son distintas entre machos y hembras de otros animales, nuestra especie no tendría por qué ser la excepción si no fuera por la ética (perdón por el ocio: por la formación). Los dos géneros dominantes orillan a las personas a realizar acciones que distan mucho de ser hábiles, y generan actitudes horribles, y queda clarísimo que la aplastante mayoría tiene su origen en la educación, pero ¿qué sería si las hembras hubiésemos sido criadas como hombres, y los machos como mujeres? ¿Sería la cultura exactamente como es ahora? Es decir, los mismos géneros en diferente sexo... Si fuésemos criados y criadas exactamente igual ¿habría diferencias aunque fueran mínimas? Hay personas cuyos cuerpos no se corresponden al 100% con el sexo masculino ni con el femenino. ¿Estas personas definitivamente desarrollan las características del género que (a veces) les es asignado? Y si no se les asigna un género ¿cómo se desarrolla su personalidad? ¿Andróginamente? ¿Por qué hay niñas que son educadas como niñas para ser niñas y por siempre féminas, y terminan siendo justo lo contrario, si se supone que el género es aprendido totalmente? ¿La predospisición a adoptar un género u otro está en los genes y no solamente en la imposición social? Hay algunos que nacen con genitales de macho y son criados como hombres para ser hombres y por siempre hombres, y un buen día dicen: "váyase el mundo a la chingada, si yo soy mujer, no sé qué mierdas hago fingiendo lo contrario" y entonces hacen la armonización correspondiente y de paso, adoptan el estereotipo femenino (obviamente y como en todas las generalizaciones, hay excepciones, por lo tanto no hay regla, etc). También hay quienes nacen con genitales de hembra, son criadas como hembras y se saben hombre, y entonces hacen la armonización correspondiente, y mandan a la chingada el estereotipo de género de hombre. ¿Por qué algunas personas pueden desarrollar la androginia tan perfectamente? ¿Por qué parece un crimen decir que algunos estereotipos tienen su perfecta explicación en la evolución del cerebro humano? ¿Por qué encabrona tanto decir que efectivamente los machos de muchas especies son más violentos que las hembras por la forma en que sus cuerpos procesan la testosterona (como las ratas)? ¿Es esto porque se presupone que si algo es genético o congénito deberíamos tragárnoslo como va sin anteponer la ética? ¿En serio hay alguna persona en el mundo esperando a que "la ciencia" les avise si la disforia de género es una enfermedad o no (leer: definición relativa y sujeta a las circunstancias, de la palabra trastorno) para decidir si la aceptan o no, si se portan como buenas personas o como unos cabrones/cabronas con ellos/as? De verdad, necesitamos desarrollar más la empatía y la compasión, la ciencia no acaba de ayudarnos a ser mejores personas.

6 comentarios:

Enrique dijo...

Ser Filosofista:

No en todas las especies animales, los comportamientos entre machos y hembras son muy diferentes. Por ejemplo, entre los lobos, más que haber diferencias entre machos y hembras, las hay "entre clases", pues solo el lobo y la loba alfa se aparean y tienen crías, mientras el resto de la manada no los tiene. Y tanto machos como hembras se implican en la crianza, sean o no alfa.

No obstante, como te diría Kuxille, hay que tener en cuenta un dato importante: aun cuando se presentan comportamientos diferentes, las estrategias a seguir son las mismas. Por ejemplo, en la reproducción, aunque haya especies cuyos machos y cuyas hembras tienen ciertas actitudes diferentes, al fin y al cabo él busca aparearse con todas y ella, con todos.

Sin embargo, en la cultura patriarcal en la que vivimos, la especie humana no solo debe ser diferente entre sexos, sino que además, parecer dos especies completamente distintas, presentando estrategias opuestas. ¿Cómo puede ser que nuestra cultura indique que los machos quieren irse con todas a repartir "su semilla" mientras ellas ellas buscan estabilidad en la monogamia? Es imposible. No es compatible lo uno con lo otro. Naturalmente, o los hombres se matan en masa, o habrá un buen grupo que se quede sin pareja.

No sé si realmente la testosterona tendrá algo que ver; o si es más bien, como sucede en el ser humano, el ambiente el que produce la segregación de testosterona.

Cordelia Fine, en "Cuestión de sexos", explica que hay una especie animal (no recuerdo cual) que tenía un comportamiento X en una zona; pero cuando analizaron las hormonas de esa misma especie en otra nación, resultaba que tenían el mismo nivel de hormonas, pero presentaban conductas totalmente diferentes.

Te recomiendo leer algún libro de Margaret Mead, como "Sexo y temperamento en tres sociedades primitivas". Observarás cómo en las tres culturas hay comportamientos distintos. En una primera, se presenta una sociedad en la que los hombres se implican en la crianza; en una segunda, se muestra una sociedad como la nuestra; y en una tercera, una tribu en la que son los hombres quienes usan rulos en la cabeza y les gusta ir de compras.

Está claro, para mí, que si hay similitudes en el mundo en cuanto a comportamientos de varones y mujeres, se debe a la colonialización. Nuestra cultura ha dominado el mundo. Es fácil suponer, pues, que este tipo de comportamientos se haya extendido.

E imagino que si a pesar de la educación hay quienes tienen comportamientos distintos a lo que se le ha inculcado, se debe a dos cosas:

1- La capacidad de pensamiento crítico del ser humano.

2- Que no estamos libres de otro tipo de influencias. Aunque a mí me hayan educado en una familia católica y haya sido cristiano toda mi vida, no he estado libre de las influencias de personas ateas y agnósticas, de tal modo que actualmente soy ateo.

Eso sí, si hay que sacar una conclusión de todo esto, me quedo con la que muestra Catherine Vidal: "La variabilidad entre los mismos sexos iguala o supera a la variabilidad entre los sexos".

Un abrazo.

Ser Filosofista dijo...

Tendré que conseguir ese libro. Yo sé que no en todas las especies el comportamiento es tan diferente entre machos y hembras, pero estoy casi segura de que el hecho de que las leonas sean cazadoras y las hienas saquen a los machos de la manada no es cuestión de educación.

Mira, te transcribo una parte de un libro (Why Evolution is True) A second category of behaviors includes those very likely to have evolved by selection, but whose adaptive significance is not quite as clear as, say, parental care. Sexual behavior is the most obvious. In parallel with may animals, human males are largely promiscuous and females choosy (this depite the socially enforced monogamy that prevails in many societies). Males are larger and stronger than females and have higher levels of testosterone, a hormone associated with aggression. In societies where reproductive success has been measured, its variation among males is invariably higher than among females.

Otra diferencia en la conducta sexual estriba en que las hembras producen óvulos con menor frecuencia que los machos espermatozoides. Pero otra vez, lo que me interesa señalar es más bien que a pesar de que biológicamente tengamos un impulso hacia una conducta, hemos visto que por ética podemos cambiarlo. Nadie va a negar que las relaciones sexuales son bien propias de los animales, pero hay seres humanos que deciden ser célibes y lo consiguen. Es decir, podemos regular lo que la biología dicta (hasta cierto punto).

Así que la libertad sexual me parece que debiera ser igual para hombres y mujeres, y eso no debería cambiar porque las hembras puedan ser más selectivas ¿ajá? Porque son cosas distintas. Querer forzar nuestra vida social a lo que dicta la biología, sería igual que dejar morir a quien se enferme porque la medicina interrumpe el hermoso ritmo natural de la enfermedad. No sé si estoy siendo clara.

Ahora, lo que te cuento de la testosterona. Realmente en lo sseres humanos la agresión se da más cuando el nivel de testosterona es alto y el de serotonina es bajo. La serotonina está muy relacionada con el ambiente, pero esto no quita que sea necesaria la combinación. Así que es la interacción entre ambiente y hormonas lo que la provoca. Sin embargo ese mismo ambiente es menos proclive a producir agresividad en las hembras cuya sensibilidad a la testosterona es menor. Esto por supuesto, no significa que la violencia se justifique y eso es lo que he estado tratando de decir. Que aunque tenga una explicación, no es justo.

Como algunas personas pueden permanecer célibes, también los hombres pueden dejar de ser violentos. Y esta es la gracia del pensamiento crítico. Lo que escribí es una invitación al pensamiento crítico.

Que haya diferencias conductuales entre los sexos, perfectamente explicadas por la biología, no significa que sea justa la discriminación, ni que no podamos controlarlas y basta observar un poco la conducta humana para afirmarlo.

Coincido con Vidal, hay muchísima individualidad, particularmente entre seres humanos. Pero aunque sea abrumadoramente mayor en frecuencia, no reduce ni desaparece las diferencias, que -repito- no son justificaciones para la discriminación. Así que mi conclusión es más bien, que el reconocimiento de las diferencias biológicas no justifica la falta de compasión y equidad.

Un abrazo, y gracias por leer todo el rollo.

Enrique dijo...

Ser Filosofista:

Una pregunta: ¿que España sea una nación católica mientras que en la India hay hindúes, significa que los españoles y las españolas tenemos una predisposición genética hacia el catolicismo mientra la población india está predeterminada para creer en Shiva?

Si tu respuesta es negativa, entonces, ¿por qué pensar que sí está en los genes el comportamiento masculino o femenino cuando la antropología y la sociología nos muestran que las diferentes tribus y sociedades son tan variadas, presentándose machos y hembras que no encajan en nuestras culturas?

En cuanto al texto en inglés que me has pasado... me parece totalmente equivocado.

Tanto varones como mujeres elegimos. Cada día que pasas con tu pareja, la estás eligiendo; y él a ti. Tanto varones como mujeres se eligen mutuamente.

Ahora bien, haz una prueba: pasa a una discoteca y observa a la mujer más gorda y fea que veas; o a la que menos se ajusta a los cánones de belleza que nuestra sociedad nos presenta. ¿Cuánto crees que ligará esa mujer? O bien poco, o bien nada. ¿Entonces qué: resulta que en ese caso los selectivos son los varones?

Lo que ocurre es que si a los varones les meten en la cabeza que han de ser activos e ir tras la mujer, y la mujer debe ser pasiva y no pedir salir a ninguno so pena de ser mal mirada, ¿cómo no va a ocurrir que en principio las mujeres elijan más si son ellos quienes, por mandato social, acaban dando el primer paso?

En cuanto a la promiscuidad masculina... me causa gracia. Como si no hubiese varones que ejercen la monogamia, ni mujeres que se acuestan con todo los que pillan.

No obstante, como Coral Herrera muestra, la monogamia y el modelo de amor romántico (inculcado principalmente a mujeres) no es más que una contrucción social. Lo explica en su libro "La construcción sociocultural del amor romántico". Aunque no necesitas ir muy lejos, pues ya tienes su blog, "El rincón de Haika", ligado a tu lista.

Con respecto a la testosterona, Vidal, y Basta en una entrada en la que hizo referencia a esta autora, muestra esto:

http://bastadesexismo.blogspot.com.es/2012/04/el-mito-de-la-testosterona.html

Por último, decirte que el ser humano es tan variado, hay tantos comportamientos diferentes en machos y hembras Homo sapiens sapiens, que nada podemos decir de la naturaleza humana.

Es cierto que una leona será cazadora por naturaleza. Pero allá donde haya leonas, todas serán iguales.

Sin embargo, resulta que en el ser humano, ni todos los machos son iguales, ni todas las hembras lo son. Y lo que es más divertido: no son como ciertos animales, que saben cortejar por instinto; en el ser humano, hasta el sexo hay que aprenderlo. Aquí en España, durante el franquismo había mujeres que pensaban que con un beso se quedaban e periodo de gestación. A ver que hembra de otra especie se cree semejante cuento.

Un saludo.

mamisepa dijo...

Hace algunas semanas, en un foro que leo, leí un interesantísimo debate sobre si los humanos somos monógamos o polígamos "por naturaleza". (Hay que ver lo que dan de sí unos cuernos explicados en internet...).

Entre otras cosas, se dijo:

- La monogamia no es "natural" en el ser humano. Lo demuestra el hecho de que a lo largo de la Historia, tantas tribus y tantas culturas diferentes lo han regulado, en general penalizando la poligamia. ¿Por qué tanta necesidad de regular algo que, supuestamente, es "natural"? Es como si ahora tuvieran que regular que caminemos con los pies, y penalicen a quien camine con las manos. En España no se penaliza a nadie que camine con las manos, pero nadie lo hace. ¿Será porque sí es "natural" caminar con los pies?

- Por supuesto, la poligamia es tan natural en las mujeres como en los hombres. De hecho, se dice que las mujeres son selectivas. Pero esa selección no tiene por qué llevarse a cabo sólo en la elección de pareja. La mujer podría acostarse con varios hombres, y que sea su organismo quien "seleccione" al mejor espermatozoide.

De hecho, decían que antiguamente, los penes de los primates tenían púas. Y que en el ser humano no es así. Y esto es precisamente para favorecer que la mujer pueda acostarse con varios hombres, uno detrás del otro. Otra cosa que se dijo es que el pene masculino hace un efecto "ventosa", de forma que eliminaría los espermatozoides que pudiera haber de otros hombres, y así dar prioridad a los suyos.

Pusieron un enlace sobre esto de la pérdida de las púas en el pene masculino, pero ahora no tengo el enlace a mano (además, yo iba muy liada y no lo vi).

Al menos a mí estos debates me encantan, porque aprendo muchísimo y abro mi mente mucho más allá de lo que se nos muestra en las películas de Disney.

Un saludo.

Enrique dijo...

Mamisepa:

Con solo pensar que muchos chicos clasifican a las mujeres, desgraciadamente, en "follables" y "no follables", tenemos para pensar que los varones también son selectivos.

Por cierto, estoy aprendiendo últimamente con un biólogo llamado Máximo Sandín, una nueva forma de interpretar el universo, en el que no todo es competitividad, sino más bien cooperación; en donde no todo se trata de enemigos, pues también "lo otro" nos beneficia.

Por ejemplo, él dice que siempre nos han metido en la cabeza que las bacterias y los virus son "malos"; pero no son ni buenos ni malos, simplemente tienen una función, la cual, si actúa en buena cantidad y en el lugar preciso, nos beneficia; y si la cantidad está desajustada o actúa en el lugar equivocado, nos perjudica.

Por ejemplo, la Escherichia coli está en nuestro intestino y además de regular el proceso digestivo, produce vitamina K. Sin embargo, al mismo tiempo, fue la bacteria que mató a gente en Alemania cuando el falso caso de los pepinos españoles.

Por lo visto, la cooperación se da entre el óvulo y el espermatozoide, ya que el primero produce sustancias para atraerlo. Y que además entre los espermatozoides de un mismo macho se ayudan para llegar al óvulo.

Vamos, que tenemos que replantearnos el darwinismo. Y para ello os recomiendo este vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=CKtaFV0f5rk

Saludos.

mamisepa dijo...

Enrique, al hilo de lo que dices de que "lo otro" nos beneficia, leí en un libro una cosa muy interesante sobre los espermatozoides. Y es que, en su camino al óvulo, algunos de ellos se "sacrifican", liberando así una sustancia que neutraliza la sustancia que genera el organismo de la mujer para matar espermatozoides. O sea, muchos espermatozoides "se suicidan" para evitar que los sobrevivientes sean "asesinados" por el cuerpo de la mujer.

Entonces entendí mejor por qué hacen falta tantos espermatozoides, y qué caray, es curioso descubrir día a día la grandeza de la Naturaleza, que hasta esto ya lo tenía planeado.

El libro no es de biología, es una novela de Robin Cook, que no sé si lo conocéis, es un médico que escribe thrillers médicos; no recuerdo qué libro porque tengo unos cuantos de él. Creo que puede ser "ADN" pero no puedo asegurarlo.

Saludos.