21.6.16

Tecate, y sus ganas sus ganas de corregir el sexismo de su campaña "Es fácil ser hombre".

En 2013, la publicidad de Tecate consistía en una campaña sexista, en la que las mujeres eran presentadas como objetos de consumo para un público masculino.

Ahora, lanzaron un anuncio como parte de una campaña sobre la violencia contra las mujeres. No sé bien si es sólo por vender (porque creen que el feminismo está de moda), porque los sancionaron (que lo dudo), por la presión social (se recaudaron 10,917 firmas en Change.org en una petición para que esta publicidad fuera retirada), o porque de pronto se iluminaron y se dieron cuenta del mensaje horrible que estaban mandando.

Después de ver el anuncio le encontré varios puntos cuestionables:

1. Cuando dice: "a un hombre, no lo define su fuerza", el "no" está dicho de tal forma que para algunas personas es difícil de escuchar. Lo confirmé después de poner el anuncio frente a un grupo de personas. Eran diez y sólo tres lo escucharon.

2. Enlista todas las cosas que no definen a un hombre, a través de escenas donde los hombres están efectivamente representando esas características. Una persona decía que si apagamos el audio, lo que queda es un anuncio con franca tendencia a estereotipara los hombres. Poner un hombre fuerte, por más que la frase rece que no es esa fuerza la que te define, te da la idea de que debes ser así para ser hombre. ¿Como cuando te dicen que no pienses en un elefante y es lo primero que te viene a la mente? Así, igual.

3. En algún momento, dice que a un hombre no lo define su orientación sexual, y sale un hombre de cabello largo cortándole el cabello a otro. O están confundiendo orientación con identidad o con expresión de género, o están diciéndole hombre a una mujer trans. Cualquiera de estas dos opciones, deja clarísimo que no se informaron ni un poco antes de lanzar su anuncio.

4. La frase de "a un hombre lo define cómo trata a una mujer", supongo que tiene la intención de crear la masculinidad a través del no-maltrato a las mujeres. Pero precisamente es la construcción de la masculinidad como la conocemos, la que da origen a la violencia. Así que al final la frase equivale a tomar agua de mar para calmar la sed.

Me da gusto que traten de arreglar su tontería de 2013, porque sé que esta campaña lleva también otros esfuerzos en contra de la violencia de género, como una alianza con la Red Nacional de Refugios. Sin embargo, sería genial que consultaran con algún grupo especializado (de preferencia ONG, porque en el gobierno federal no parecen saber mucho, tampoco) en violencia de género antes de sacar publicidad que tratando de terminar con la violencia, termina por fomentarla.

Aquí el anuncio:




No hay comentarios: