6.7.16

"Eres bella tal cual eres".

¿Y si no es verdad? ¿Y si eres físicamente poco atractiva, qué?

Le espesa presión social en la que nos vemos envueltas siempre, encontró su oposición en un montón de carteles, anuncios y todo tipo de publicaciones, invitando a las mujeres a considerarse bellas tal como son. Dove hizo sus anuncios de mujeres de diversas tallas  y colores de piel promoviendo la auto-aceptación de las mujeres. Primero con puras blanquitas, ya después menos restringido el asunto, pero igual sin estrías ni panzas ni celulitis, ya por no ponerme exigente con la inclusión de mujeres que usen sillas de ruedas o prótesis.




El problema que veo en esto es que aunque de una forma distinta, sigue enviando el mismo mensaje: 

DEBES SER BONITA

Ya no te presionan a cambiar ni a ser flaca (bueno sí, ¿pero no tantísisimo?), pero siguen jodiendo con que seas bonita. "Mujer bonita es la que lee", "leer te hace sexy", y una larga lista de mensajes que insisten en la importancia de la belleza.

O nos deshacemos de esa estupidez de que la belleza es relevante y empezamos a ignorar esos mensajes, o nos resignamos a que es relevante y cumplimos cabalmente las exigencias mediáticas (a ver cómo se las arreglan para medir 1.80 metros de altura y 56 centímetros de cintura).

La verdad me parece más sano (y menos tarado) dejar de darle TANTA importancia al aspecto. Claro que es importante, finalmente nos guste o no, muchísima gente nos va a tratar por cómo nos veamos, y hay estudios para aventar para arriba (aquí un ejemplo) sobre cómo las personas tratan diferente (mejor) a las mujeres atractivas que a las que no lo son. Por mucho que yo me diga que me amo y me adoro, si la gente me trata mal porque físicamente me encuentran desagradable, es poquísimo lo que voy a conseguir de ellxs. Pero al menos podemos hacer que cada vez tenga menos importancia.

Podemos presionar a los medios a través de campañas como la de Alicia Keys (he visto que usa #nomakeup, pero no sé quién empezó a usarlo), para dejar de crear expectativas irreales en las mujeres sobre lo que es agradable.

También podemos pasar de largo del tema y tener temas de conversación que nos lleven a conclusiones interesantes. Leer más, pensar más. Escribir, estudiar. No me imagino a Fabiola Gianotti  o a Judit Polgar hablando de maquillaje, de verdad. A la chingada con la sobrestimación de la apariencia. Hay que darle la importancia que tiene y nada más. 

3 comentarios:

Enrique dijo...

Es como cuando los macho-progres van a las manis diciendo lo de "mujer bonita es la que lucha". Ay, cielos, si es que ya no es simplemente lo que dices, que se le da tanta importancia al físico; es que además al final parece ser que lo importante es agradarle la vista, el oído, la existencia... a los hombres, y que se haga su voluntad, ya sea que ellas luchen, no luchen, lean, no lean... o le coman el rabo.

...

Ser Filosofista dijo...

Jajajaja, sí, estoy totalmente de acuerdo Enrique.

Ministry of Silly Walks dijo...

Hijuesu, y sí.
Que tal si ya superamos este pedo de la belleza?