21.9.11

Todas las familias felices.

A pesar de lo que nos indica la Sabia Caja de Cereal, las familias felices no son necesariamente las que constan de un matrimonio heterosexual con dos crías y un perro. 


Las familias felices pueden estar conformadas de manera diferente. E.g.: tres generaciones de mujeres, todas solteras. Un abuelo, una madre, y dos hijos. Dos madres de un hijo. Un padre y su hija. El abuelo, la abuela y las nietas. Dos hermanas. Una tía con su sobrino. Una mamá y su hija. Dos hombres locamente enamorados, y un perro. Tres hermanas que viajan por el mundo.


Habría más personas felices, si no existiera esa creencia generalizada de que "la familia debe permanecer unida", que las familias se "desintegran" si hay una separación, y que eso es necesariamente perjudicial para el bienestar de las personas que conforman la llamada familia.

4 comentarios:

Enrique dijo...

Para mí no cabe duda de que una familia solamente es feliz si está formada por personas felices que se quieren y desean permanecer unidas.

El problema es que vivimos en un mundo en el que se escucha antes a lo que se acepta socialmente, que a lo que nos dictan el corazón y la razón.

Hay que hacer más caso a nuestros sentimientos y a la lógica que a lo que un puñado de gente es pera de ti.

Nosotros/as somos de nosotros/as mismos/as. Nadie tiene por qué quitarnos la libertad de decidir en nuestra vida, si esas decisiones no afectan a la vida y la libertad de otras personas.

Un fuerte abrazo.

La Anacoreta dijo...

¡Es verdad!

La Anacoreta dijo...

Gracias por tu comentario. :)

Espero que puedas leerme seguido.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Es por eso que me hace mucho ruido cuando se habla de que "la familia es la base de la sociedad", porque normalmente se refieren al modelo de familia tradicional. Prefiero pensar que la base de la sociedad está compuesta por personas felices como unidad mínima e indivisible, y que cada una formará las relaciones que mejor le vayan.

Un saludo